¿Cómo Reclamar Intereses Tarjetas Revolving?

Las tarjetas revolving son un tipo de crédito al consumo que se ofrece a través de una tarjeta de plástico. Estas tarjetas permiten aplazar el pago de las compras realizadas, pero a cambio puedes reclamar intereses tarjetas revolving muy elevados que pueden llegar a ser considerados por los usuarios. 

Si tienes una tarjeta revolving y crees que has pagado más de lo debido, puedes Reclamar  Intereses Tarjetas Revolving a la entidad financiera que te la concedió y solicitar la nulidad del contrato y la devolución de los intereses abusivos. 

Reclamar Intereses Tarjetas Revolving

Pasos para reclamar Intereses Tarjetas Revolving

Paso 1: Comprueba si tu tarjeta es revolving

No todas las tarjetas de crédito son revolving, por lo que lo primero que debes hacer es comprobar si la tuya lo es. Para ello, revisa el contrato que firmaste al solicitarla y fíjate en las condiciones de pago. Si puedes elegir entre pagar el total de la deuda cada mes o una cuota fija o variable, y si esta última opción conlleva unos intereses superiores al 20% TAE, es muy probable que se trate de una tarjeta revolving.

También puedes consultar tus extractos bancarios y ver si el saldo pendiente se reduce muy lentamente o incluso aumenta, a pesar de pagar las cuotas mensuales. Esto se debe a que la mayor parte de lo que pagas se destina a cubrir los intereses y no el principal del crédito.

Algunas de las entidades que han comercializado este tipo de tarjetas son Wizink, Bankinter, Cetelem, Carrefour, Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia o Cofidis. Sin embargo, el hecho de tener una tarjeta de estas entidades no implica necesariamente que sea revolving, ya que también ofrecen otras modalidades de pago.

Paso 2: Reclama al servicio de atención al cliente

Una vez que hayas confirmado que tu tarjeta es revolving, el siguiente paso es presentar una reclamación al servicio de atención al cliente de la entidad financiera. Para ello, puedes utilizar un modelo de reclamación o redactar tu propio escrito, en el que debes indicar tus datos personales, el número de la tarjeta, el motivo de la reclamación y la solicitud concreta que haces.

En este caso, lo que debes solicitar es la nulidad del contrato por usura y falta de transparencia, y la devolución de los intereses abusivos que te han cobrado. También puedes pedir la cancelación de la tarjeta y la anulación de cualquier registro negativo en ficheros de morosidad.

Puedes enviar la reclamación por correo postal certificado con acuse de recibo o entregarla en mano en una oficina del banco. Es importante que guardes una copia sellada o un justificante del envío para poder demostrar que has realizado el trámite.

La entidad tiene un plazo máximo de dos meses para responder a tu reclamación. Si no lo hace o si su respuesta no te satisface, puedes acudir al siguiente paso.

Paso 3: Reclama al Banco de España

Si no has obtenido una solución satisfactoria por parte del servicio de atención al cliente, puedes presentar una reclamación ante el Banco de España, el organismo encargado de supervisar a las entidades financieras.

Para ello, debes rellenar un formulario y adjuntar una copia del DNI, del contrato de la tarjeta y de la reclamación previa al servicio de atención al cliente. También puedes aportar cualquier otro documento que consideres relevante para tu caso.

Puedes enviar la reclamación por correo postal o electrónico, o presentarla presencialmente en las oficinas del Banco de España. El plazo máximo para resolver es de cuatro meses desde la recepción de la reclamación.

Paso 4: Demanda judicial

La vía judicial es el último recurso para reclamar los intereses abusivos de las tarjetas revolving. Para ello, debes presentar una demanda ante el juzgado de primera instancia que corresponda a tu domicilio, solicitando la nulidad del contrato y la devolución de los intereses.

Es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especializado en este tipo de casos, ya que podrá orientarte sobre las posibilidades de éxito y los riesgos que implica. Además, si ganas el juicio, podrás reclamar al banco que te pague los honorarios del abogado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies